El uribismo propone eliminar la Ley de Garantías.

El representante del Centro Democrático Juan Espinel radicó un proyecto de ley que busca eliminar la Ley de Garantías. Según el parlamentario, esta ley ha significado en la práctica un bloqueo en la gestión administrativa de las regiones, porque no pueden suscribir contratos durante los cuatro meses anteriores a cualquier elección.

El representante uribista asegura que aunque en la ley se prohíbe realizar contratos cuatro meses antes de cualquier elección, en la práctica esta prohibición se aumenta hasta diez meses. En la exposición de motivos del proyecto se reitera que las disposiciones contempladas en la Ley de Garantías ya se encuentran reguladas en otras normas.

Puede tener razón el parlamentario uribista, pero su proyecto deja mal sabor: eso de aprobar contratos en vísperas de elecciones no suena bien.