Un juez en Sucre le concedió el beneficio de casa por cárcel al exviceministro de Transporte Gabriel García Morales, sentenciado a cinco años de prisión por recibir un soborno de más de seis millones de dólares por parte de Odebrecht.

El exfuncionario fue detenido en enero de 2017 y ya cumplió más de tres años y medio en la cárcel, es decir, tres quintas partes de su condena, por lo que un juez ordenó su traslado desde la cárcel Corozal de Sucre a su casa en Cartagena.

García es uno de los principales testigos de la Fiscalía en el escándalo de Odebrecht e incluso el exviceministro llegó a un acuerdo para revelar la ruta de las coimas y declarar en varios procesos relacionados con la adjudicación de la Ruta del Sol II, como el caso del expresidente de Corficolombiana José Elías Melo.

El exviceministro logró no ser procesado por dos delitos, luego de que firmara un principio de oportunidad, es decir, «yo acuso, tú me perdonas».