Hay división en la Corte Suprema por el futuro del excongresista Álvaro Hernán Prada, quien es investigado por presunta manipulación de testigos, el mismo caso por el que es investigado el exsenador Álvaro Uribe Vélez.

Lo que la Corte está estudiando es si el proceso debe seguir en manos de ese alto tribunal o si debe ser trasladado a la justicia ordinaria, debido a que Prada renunció a su curul como congresista y ya no es un aforado político.

 

Vea también: Fiscalía reporta que 84 personas siguen sin ser localizadas tras participar en el paro nacional

 

La Sala de Instrucción que estudia el tema está integrada por seis magistrados: tres dicen que el caso debería seguir en la Corte Suprema y los otros tres magistrados, que su expediente debe ir a la Fiscalía General, como pasó con el exsenador Álvaro Uribe Vélez.

Lo que uno no entiende es por qué en un caso se toma una decisión y en el otro, siendo el mismo caso, ¡hay empate!