El presidente Duque estaba «chiviado» con la decisión de la Corte Suprema de ordenar la detención del senador Álvaro Uribe.

El jefe de Estado se enteró cuando un senador del Huila, líder del Centro Democrático, le envió un tuit sobre la decisión judicial.

Duque estaba con varios de sus cercanos colaboradores y de inmediato se comunicó telefónicamente con Uribe, quien le manifestó que estaba «adolorido» y «molesto» con la decisión de los magistrados.

Cercanos al presidente Duque dijeron que llama a Uribe en su condición de amigos.