La Fiscalía llamó a juicio al actual gobernador del Chocó, Ariel Palacios, por presuntas irregularidades en contratos para enfrentar la pandemia.

Se trata de un convenio suscrito por más de dos mil millones de pesos, el cual tenía como fin la realización de una campaña publicitaria de prevención de la pandemia. La Fiscalía dice que el contrato «desconocía» las necesidades reales del departamento y además, denuncia que la empresa encargada de ejecutar el contrato no contaba con la experiencia necesaria.

El mandatario tendrá que afrontar el proceso ante la Sala Especial de Primera Instancia de la Corte Suprema.