La Presidencia de la República y el Departamento Administrativo de la Función Pública anunciaron un inédito concurso en el que se busca premiar la gestión de los servidores públicos en medio de la crisis de la COVID-19. El propósito es reconocer a quienes han hecho el trabajo más destacado en medio de la pandemia y merecen ser exaltados. El premio se entregará el próximo 30 de junio y hasta ahora no se conocen los nominados.

¿Será que postulan a la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, por su curiosa defensa del día sin IVA al escribir: «Muchos esposos se dieron cuenta de la importancia de tener aspiradora, lavadora, para facilitarles esas tareas del hogar»? ¿Nominarán al ministro de Salud, Fernando Ruiz, por su denuncia del supuesto cartel médico en el caso de la COVID-19? ¿O será nominada la consejera de derechos humanos, Nancy Patricia Gutiérrez, quien ante 140 asesinatos de líderes este año no ha dicho una sola palabra? ¿O será nominada la ministra de Educación, María Victoria Angulo, por ordenar el retorno a clases presenciales desde agosto con alternancia?

¿Quiénes serán los miembros del jurado?