Un juez condenó a 13 años de prisión al representante de la empresa Factor Group, David Wigoda, por ser uno de los cerebros de una estafa en masa que ocurrió hace unos años en el país por más de ciento cuarenta y seis mil millones de pesos.

El caso se remonta a 2011, cuando la Superintendencia Financiera detectó que la compañía estaría captando ilegalmente el dinero de más de mil quinientos inversionistas, a quienes les enviaban reportes falsos sobre la rentabilidad de su capital. Tras cinco años de un extenso juicio, un juez declaró culpable a Wigoda por desfalcar a los inversionistas y lo condenó por los delitos de captación masiva y estafa.

El juzgado también ordenó la captura del empresario, quien está prófugo y ahora vive en Israel.