La vicefiscal general, Martha Mancera, calificó como «falsa» la existencia de un documento de la misma Fiscalía en el que se menciona a la Universidad Nacional en el caso del atentado en el centro comercial Andino.

Pues, con todo respeto, la existencia de ese documento no es falsa. Se trata de un escrito en el que la Fiscalía le otorgó un principio de oportunidad a la abogada Natalia Trujillo, quien será testigo y declarará contra nueve de los acusados por el acto terrorista.

En el documento, de 27 páginas, la Fiscalía dice además que Trujillo, al ser egresada de la Universidad Nacional conoce «desde su interior, la estructura y el funcionamiento del ELN» en la institución. Pese a que la vicefiscal mancera dice que tanto esta afirmación como el documento que la contendría son falsos, dos fuentes cercanas al proceso confirmaron la veracidad del documento. Además, hay constancia en video de la audiencia en la que se aprobó el acuerdo con Natalia Trujillo. Pruebas al canto; vean y escuchen que la Fiscalía, en la respectiva audiencia, sí hablo de la vinculación de la Universidad Nacional con fuerzas de extrema izquierda.

(texto audiencia:«Una organización que actúa con mucha cautela, con mucha precaución y que tiene una estructura muy fuerte de correos humanos y de formación ideológica que se originan en la propia Universidad Nacional»). Seguramente el mensaje que quería enviar la vicefiscal era que no buscan estigmatizar a la universidad, pero se equivocó al calificar como falso un documento que fue leído ante un juez de la República. Mejor dicho, ¡con esta Fiscalía! Otra bendición.