Acaba de terminar en Moscú el encuentro mundial de contralorías de 194 países, que se realiza cada tres años.

Esta cumbre concluyó con una manifestación de respaldo al nuevo modelo de control fiscal que se empezará a aplicar en Colombia y que aprobó el Congreso de la República. Lo que más llamó la atención de la Organización Internacional de Entidades Fiscalizadoras Superiores (Intosai) es el uso de la inteligencia artificial, la contextualización de casos y los nuevos controles preventivos excepcionales que, a diferencia de los controles previos, no son vinculantes.

Al congreso de las 194 contralorías, que tuvo lugar en Rusia, asistió el contralor Felipe Córdoba, para explicar los alcances de la reforma que impulsó en el Congreso; recibió el respaldo de sus colegas del mundo.

Por invitación de Colombia, el contralor del Perú, Nelson Shack Yalta, estará en Bogotá a mediados de este mes. Más allá de las investigaciones por el caso Odebrecht, el contralor de ese país explicará la profunda crisis política que vive el Perú.