La Procuraduría aplazó el juicio disciplinario en contra del expresidente del Senado Ernesto Macías. El parlamentario es acusado de violar el estatuto de la oposición, por intentar no permitir la réplica del senador del Polo Jorge Enrique Robledo al discurso del presidente Iván Duque, el pasado 20 de julio en la instalación del Congreso.

Macías no asistió a la diligencia, pero envió a su abogado, quien pidió que se suspendiera la diligencia hasta que se conozca un concepto del Consejo de Estado en el que se da claridad acerca de la competencia de la Procuraduría para continuar con el caso. El asunto es que al parlamentario Macías también lo juzga la Comisión de Ética del Congreso.

Así las cosas, en manos del Consejo de Estado quedó la que Macías llamó «su última jugadita».