Hay cosas que solo pasan en nuestro país; una de ellas es lo que ocurre en el Consejo Superior de la Judicatura, donde la Contraloría General detectó 96 irregularidades que dejan al descubierto falta de claridad en el manejo contable y financiero de la entidad.

Una de las irregularidades que más llamaron la atención es un contrato de USD 2,4 millones firmado entre el Consejo de la Judicatura y el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento, filial del Banco Mundial. El contrato es una asesoría para mejorar la eficiencia y transparencia en la prestación del servicio de justicia y la Contraloría acaba de descubrir que no hay claridad ni transparencia en los resultados que deja esa asesoría.

Publicidad

 

Le puede interesar: CONMEBOL entrega el protocolo sanitario que se deberá cumplir en la Copa América

 

Además, la Contraloría encontró que en el Consejo de la Judicatura no hay un adecuado control interno, el manejo contable y financiero no es claro, hay casos que van desde retrasos en obras contratadas, pasando por atrasos en el pago de servicios públicos y hasta conciliaciones que no se han cancelado.

Increíble: contrato para la transparencia, sin transparencia. Y otra vez, enredado el Consejo Superior de la Judicatura.