La Corte Constitucional le recordó al Estado la obligación que tiene de garantizar educación de calidad y sin discriminaciones por razones sociales, culturales o geográficas.

La Corte hizo la exigencia en un fallo de tutela en el que se ampararon los derechos a la educación y a la igualdad a un grupo de menores de edad estudiantes de un colegio oficial ubicado en Aipe (Huila).

Los padres de familia que presentaron la tutela están pidiendo que la Secretaría de Educación del Huila vincule al establecimiento educativo a los profesores que se necesitan para atender a sus hijos.

La Corte Constitucional dio la razón a los padres de familia y ordenó que en un mes se contraten docentes capacitados.