La Corte Suprema de Justicia reconoció como legítimas las capitulaciones extramatrimoniales pactadas entre parejas que viven en unión libre.

Dice la Corte que las parejas en unión libre tienen derecho a firmar, como cualquier pareja de casados, capitulaciones en una notaría para organizar los bienes de cada uno. Este nuevo pronunciamiento de la Corte Suprema se da al resolver un proceso civil entre una pareja de Medellín que se enfrascó en toda una batalla legal por los bienes después de su separación.

En esencia, la Corte da vía libre a las capitulaciones extramatrimoniales con las cuales las parejas permanentes evitan la formación de una sociedad patrimonial: los bienes, las rentas y las ganancias siguen siendo de cada uno.