Hoy recibimos la lamentable despedida del periódico El Mundo de Medellín.

El Mundo deja de circular a partir del próximo domingo tanto física como digitalmente; quedará solo el testimonio histórico de 41 años de buena información, de rigurosidad e investigación. Triste pérdida.

Lo peor es que no se trata de un caso aislado: El País de Cali libra una dura batalla para sobrevivir; El Espectador lucha para mantener su circulación diaria; El Tiempo retiró de circulación varias de sus revistas; El Heraldo y otros medios regionales han aplicado una dura reducción en funcionamiento.

La pandemia golpea a medios, sin excepción, no importa el tamaño ni la línea editorial.

Es una catástrofe de la pluralidad informativa.