Mañana 9 de abril se conmemora el Día Nacional de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas del Conflicto Armado y también se conmemora un año más del fatídico Bogotazo, del año 1948, cuando se despedazó al país. La campaña se llama #NoOlvidamos; busca reivindicar a más de ocho millones de personas que, de una u otra manera, han sido afectadas por la guerra, víctimas del conflicto.

Conozca más: Crisis en el proceso de vacunación en Colombia

La Cruz Roja, seccional Bogotá y Cundinamarca, que cuenta con centros de atención a víctimas y desplazados por la violencia, hace este justo llamado a toda la sociedad para que tenga presente la tragedia que han padecido los desplazados, los secuestrados y los torturados durante los 50 años que duró la guerra y los años que van del posconflicto y de las nuevas formas de violencia impuestas por el narcotráfico.

Con esta campaña, la Cruz Roja está recordando la importancia que tienen la reparación, el perdón público y el compromiso de no repetición. La Cruz Roja no tiene color político, es neutral, su bandera es de paz, es de ayuda, es de amor y acompañamiento. Conoce muy bien los estragos del conflicto, porque parte de su labor humanitaria durante estos 50 años ha sido atender a las víctimas, a las viudas, a los huérfanos, a los despojados, a los desplazados.

Gracias a la Cruz Roja por tanta ayuda en medio de tanta desolación.

Publicidad