La historia es, sin duda, apasionante: se trata de la suerte del gobernador de La Guajira.

La elección de Nemesio Roys Garzón, actual gobernador, fue demandada por supuesta doble militancia. La querella la estudia la Sección Quinta del Consejo de Estado. Según la demanda, siendo candidato de la coalición llamada «Un cambio por La Guajira», el entonces aspirante habría apoyado, simultáneamente, al candidato para la Alcaldía de Uribia Abel Cujia Mendoza, por el Partido Liberal, y además, también habría respaldado al candidato a la Alcaldía de Riohacha Euclides Manuel Redondo, del Partido de Reivindicación Étnica. Ni el Partido Liberal ni el movimiento Reivindicación formaban parte de la coalición del entonces candidato a la Gobernación.

La suerte del gobernador Roys la definirá mañana el Consejo de Estado con ponencia de la magistrada Rocío Araújo.

 

Le puede interesar: Atacan sede de RCN Radio en Bogotá

 

Pero vean lo curioso que está pasando: en la Sección Quinta hay división porque dos magistrados votaron a favor de anular la elección; ellos fueron Rocío Araújo y Carlos Moreno. Y dos votaron en contra de la ponencia de anulación; fueron Lucy Jeannette Bermúdez y Luis Alberto Álvarez. Para desempatar, quedó sorteado un conjuez, José Rodrigo Vargas del Campo.

Sin embargo, mientras se organizaba y se convocaba para el sorteo del conjuez, a la magistrada Lucy Jeannette Bermúdez se le terminó su periodo como magistrada; por lo tanto, si el conjuez vota en contra de la ponencia de anular la elección del gobernador, quedarían nuevamente empatados. Si eso ocurre, se tendrá que recurrir al conjuez suplente, Samuel John Serrano.

Hasta para eso son enredadas las cosas que tienen que ver con La Guajira, ¡querido y pobre departamento!