El Gobierno tiene listo un decreto para inhabilitar durante 20 años que no puedan contratar con el Estado a todas aquellas personas o empresas que sean condenadas en el exterior por actos de corrupción. El documento elaborado por el Ministerio de Justicia y la Agencia Nacional de Defensa Jurídica del Estado extiende la inhabilidad por 20 años a las sociedades que sean condenadas en el exterior, lo mismo que a sus administradores, representantes legales, miembros de la junta directiva o socios. La norma, conocida como «decreto contra el soborno transnacional», inhabilita por igual a personas naturales, empresas matrices o subordinadas, y a sucursales de compañías, sean nacionales o extranjeras.

Está absolutamente claro que el decreto condena a 20 años de no contratación a la multinacional Odebrecht.