Un multimillonario daño patrimonial sobre los recursos de Cartagena por $ 300.000 millones denunció la Contraloría General. Se trata de dineros que la ciudad ha perdido por cuenta de una concesión a los peajes que fue adjudicada en 1998 a la Concesión Vial de Cartagena (Convial) y que parece estar llena de irregularidades. Según la Contraloría, hay inconsistencias tanto en la relación de costos de las obras como en los gastos de la operación y, en general, en la ejecución de la concesión.

Son de tal tamaño las irregularidades, que la Contraloría General vinculó a esta investigación a siete exalcaldes de Cartagena, a la firma concesionaria y a los encargados de la interventoría. En total, 39 investigados deberán responder como presuntos responsables del multimillonario daño patrimonial.