La despenalización general del aborto será uno de los temas candentes que tendrá que decidir la Corte Constitucional.

El magistrado Antonio José Lizarazo Ocampo, de ideología progresista, asumirá en la primera semana de febrero la presidencia de la Corte Constitucional. Sucederá en el cargo al magistrado Alberto Rojas, de la misma corriente ideológica progresista.

Dos temas centrales hallará sobre su escritorio: la despenalización del aborto y el derecho de los campesinos a la propiedad de la tierra. Para bien de su gestión, el magistrado Lizarazo tendrá la fortuna de que la Corte ya no tiene dos bloques, como ocurría hasta hace pocos meses.

Su ponencia sobre la despenalización del aborto será, sin duda, una de las grandes noticias del año, sea porque sí o sea porque no. Yo digo: ¡ojalá que sí!