¿A cuál sector del partido Comunes debe reconocer el Gobierno como legítimo interlocutor para la implementación de los acuerdos de paz?

Esa es la gran disyuntiva que enfrenta hoy el Gobierno, generada por la división de los comunes. De todas las reuniones que el consejero presidencial Emilio Archila ha tenido en los últimos tres años con excombatientes de las Farc, la más difícil ha sido la que acaba de sostener en un hotel de Medellín con 18 de ellos.

Archila se reunió con un grupo de excombatientes que integran lo que ellos llaman «mesa autónoma de reincorporación», que congrega a los radicales opositores a Rodrigo Londoño, «Timochenko», a quien no reconocen como jefe de los comunes. Estuvieron presentes congresistas de las Farc como Sandra Ramírez, Victoria Sandino y Benkos Biohó; también, Fabián Ramírez y alias «Sonia».

 

Le puede interesar: Conclusiones de la reunión entre la alcaldesa Claudia López y el presidente del BID

 

Se presentaron como voceros de más de ocho mil de los trece mil exguerrilleros de las Farc. Aseguran que mantienen la voluntad de paz, no volverán a las armas y apoyan la consolidación de los acuerdos. En un comunicado que expidieron hoy los integrantes de la mesa autónoma de reincorporación, aseguran que tienen la vocería de la mayoría de los excombatientes y estiman que se han constituido en interlocutores del Gobierno, pero Timochenko sostiene que él fue elegido como representante de las antiguas Farc.

¡Menudo lío en el que anda metido, sin que tenga ninguna culpa, el negociador del Gobierno! ¿A cuál de los dos sectores reconoce?