La doble calzada se inicia en Soacha y termina en inmediaciones del municipio de Ricaurte (Cundinamarca) y no alcanza a llegar a Girardot. El faltante es solo de 10,8 kilómetros; en este tramo se tiene una calzada sencilla, absolutamente insuficiente para recibir el tráfico de vehículos, sobre todo en temporada alta. Para esta Semana Santa se espera la movilización de 320.000 vehículos que generarán seguros embotellamientos.

Conozca más: Descubren una nueva variante del COVID-19 en un hospital francés

Para las alcaldías de Girardot, Ricaurte y Flandes es dramáticamente urgente una ampliación de las vías. También se pide la ampliación del puente Ospina Pérez o la construcción de un segundo puente entre Girardot y Flandes, sobre el río Magdalena.

La Agencia Nacional de Infraestructura adelanta mesas de trabajo para estudiar la viabilidad financiera para la extensión de esta doble calzada. Ojalá no pasen otros cinco años.