Como si fueran pocas las preocupaciones en estos días de pandemia, de desempleo y de crisis, otra obligación tiene a más de un colombiano pensativo.

A partir del 11 de agosto y hasta el 22 de octubre se vencen los plazos límite para que más de 3,5 millones de contribuyentes declaren y paguen renta.

La DIAN mantuvo el calendario de renta, a pesar de que millones de familias tienen hoy el agua al cuello, en medio de esta crisis.

Como algunos no tienen ni para pagarle al contador que les elabora la declaración, «gentilmente» la DIAN ha dispuesto una guía para declarar que se llama «hazlo tú mismo».

Adicionalmente, el organismo dispuso en su página web un sistema denominado «Ayuda renta», una especie de tutorial para elaborar la declaración sin tener que contratar a un experto.

Pero si todo esto no los ayuda, la DIAN no los deja escapar: «generosamente», elaboró tres millones de declaraciones sugeridas, para no tener que salir de casa.

Como quien dice, con plata o sin plata, ¡no hay escapatoria!