La Fiscalía y la Dijín de la Policía han detectado este año 23 casos de buses intermunicipales cargados con droga. Mediante esta modalidad, los grupos criminales están llevando camuflada la cocaína desde Putumayo y Cauca hasta el departamento de La Guajira, para posteriormente transportar la droga al exterior. Esta modalidad tiene en alerta a las autoridades, dado que se están conformando caravanas de hasta cinco vehículos, en las que el narcobús es antecedido por un automóvil, desde el cual sus ocupantes avisan sobre la presencia de retenes de la Policía, mientras los carros restantes sirven como escoltas.

Lo que más preocupa a las autoridades es el peligro que corren las personas que sin saberlo son transportadas con hasta 300 kilos de cocaína, camuflada en la carrocería del «inocente» bus de pasajeros