El próximo mes va a estallar en las librerías una bomba que ni Donald ni Melania Trump se esperaban y que promete revelar todos los secretos oscuros de la Casa Blanca durante la presidencia del republicano.

Stephanie Grisham, leal servidora de Trump, quien actuó como secretaria de prensa de la Casa Blanca, asesora del presidente y asistente personal de la primera dama, Melania Trump, ha decidido revelar todo lo que vivió junto a la pareja presidencial.

En su libro titulado «I’ll take your questions now», es decir, «Recibiré sus preguntas ahora», Grisham compara a Melania Trump con «la reina francesa condenada a muerte, María Antonieta» y dice que mientras Washington ardía, ella estaba ocupada con cosas triviales.

Según Grisham, el 6 de enero pasado, cuando se presentó la inédita toma del Capitolio en medio de una espiral de violencia que estalló en la capital, Melania prefirió ocuparse personalmente de una sesión de fotos para una alfombra que había comprado.

Stephanie Grisham cuenta que le escribió este mensaje a Melania: «¿Quiere tuitear que las protestas pacíficas son el derecho de todo estadounidense, pero que no hay lugar para la anarquía y la violencia?». Melania respondió con un cortante no.

Grisham, que se unió a la campaña de Trump en 2015 y que, pese a sus dudas permaneció en la Casa Blanca hasta casi el final del mandato presidencial, asegura que la ex primera dama de Estados Unidos se puede definir con tres adjetivos: «Despectiva, derrotada y desapegada».

El libro prometedor de Stephanie Grisham, quien renunció el mismo día del asalto al Capitolio, saldrá a la venta el próximo 5 de octubre.