La Cámara vota mañana la acusación contra el exmagistrado del Consejo Superior de la Judicatura Henry Villarraga.

El exfuncionario está acusado de favorecer al coronel Róbinson González del Río, condenado por desaparición forzada y por los llamados falsos positivos. Este episodio tiene que ver con una acusación de la Fiscalía en la que se interceptaron varias llamadas telefónicas al coronel González del Río; dentro de ellas aparece una del exmagistrado Villarraga, quien para ese entonces era integrante de la Sala Disciplinaria de la Judicatura. Para el representante investigador, Nicolás Guerrero, estas interceptaciones dan prueba de que, evidentemente, hubo una relación que no fue solamente telefónica, sino de encuentros personales, que podrían considerarse dolosos. Por eso, la Cámara deberá decidir si vota la acusación por indignidad contra el exmagistrado, quien habría asesorado al coronel para que su proceso no fuera investigado por la justicia ordinaria, sino por la justicia penal militar.

Si la plenaria del Senado acusa al exmagistrado por indignidad, perderá sus derechos y será juzgado penalmente.