Colombia, en los años pasados, parecía estar muy cerca del Partido Demócrata de los Estados Unidos.

Las relaciones con los expresidente Barack Obama y con el mismo expresidente Bill Clinton eran mucho más que óptimas. Los dos parecían más aliados de Colombia que cualquier otro líder político de esa nación. Nuestro país anda ahora coqueteando, y de qué manera, con el Partido Republicano del presidente Donald Trump. Como parte del galanteo, el embajador Francisco Santos acaba de condecorar con la Orden de San Carlos a la congresista de origen cubano Ileana Ros-Lehtinen, considerada influyente líder del Partido Republicano. Al acto fue invitada la familia republicana más poderosa de la Florida: los hermanos Mario y Lincoln Díaz- Balart.

Aplicación del famoso proverbio: si no puedes con tu enemigo, ¡únete a él!