Hasta hace días, el mediocampista mexicano Héctor Herrera era objeto de burlas y no por su estilo de jugar al fútbol.

Herrera, quien milita en el Porto de Portugal, enfrentó todo tipo de comentarios de mal gusto tras el Mundial de Rusia por su apariencia física. El futbolista no soportó los ataques sobre su fealdad y tomó la decisión de someterse a una cirugía.

¿Quieren ver el resultado? ¡Este es el nuevo Héctor! Hoy no sabe cómo «espantar» admiradoras. ¿Saben qué es lo más grato de la metamorfosis? Un cirujano colombiano, Alan González, lo intervino quirúrgicamente y logró un resultado maravilloso.

Herrera, ahora no solo es ídolo de fútbol, sino portada de la revista GQ, famosa publicación. ¡’Ta bueno el Herrera!