La Sala de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia inicia mañana el juicio en contra del exsenador Richard Aguilar. 

Se le investiga por la presunta red de corrupción en la que habría participado cuando fue gobernador de Santander, entre 2012 y 2015.

La Fiscalía acusó formalmente a Aguilar ante la Corte por el presunto «direccionamiento amañado de la contratación pública del departamento», por la exigencia del 10 % en coimas en millonarios contratos y por presuntamente haberse quedado con $ 2300 millones de esas dádivas recibidas. 

Uno de los contratos que tiene en aprietos a Aguilar es el de la remodelación del estadio de fútbol Alfonso López por más de veintinueve mil millones de pesos.

Por ese caso, tres personas vinculadas al contratista acaban de aceptar cargos por haber elaborado 12 cuentas de cobro, 21 órdenes de giro y una factura de venta presuntamente ficticias.  

Richard Aguilar se encuentra detenido desde julio del año pasado.