La plenaria del Concejo de Bogotá negó la recusación contra la concejal Luz Marina Gordillo, quien preside la comisión de Hacienda. La negativa tuvo una votación de 38 votos.

La concejal Gordillo había sido recusada por una denuncia anónima en la que se advertía un posible conflicto de interés por vínculos de sus familiares con la empresa TransMilenio; negada la recusación, quedó el camino libre para que mañana la Comisión de Hacienda vote el proyecto de rescate social presentado por la alcaldesa, que incluye una partida por $ 1,1 billones para evitar la parálisis de TransMilenio.

Si no se tramita mañana, por cuestión de tiempo se hundiría el proyecto y ahí sí ¡sálvanos, Señor!