A tres días de las elecciones de Senado y Cámara, el presidente Santos realizó hoy una cumbre con todos los partidos. Asistieron el ministro del Interior; Germán Varón Cotrino, de Cambio Radical; Carlos Fernando Motoa, de Cambio Radical; Antonio Correa, de Opción Ciudadana; Germán Hoyos, del Partido de la U; Roy Barreras, del Partido de la U; Iván Darío Agudelo, del Partido Liberal, y Efraín Cepeda, del Partido Conservador. El jefe de Estado, ante la preocupación que tiene por el clima de intolerancia que se ha caracterizado en esta campaña en las últimas semanas, hizo un llamado a los dirigentes políticos para que en sus partidos bajen el tono y rechacen las agresiones y provocaciones. «La violencia no es buena para el país y, al contrario, promueve la tolerancia frente a las ideas y propuestas de los diferentes candidatos», comentó el presidente.

Otro punto de la reunión se centró en que la coalición de su gobierno, la Unidad Nacional, logre las mayorías el domingo en las elecciones parlamentarias. En palacio, los asistentes hicieron estas cábalas: 

Partido de la U: 18 a 20 senadores.
Cambio Radical: 17a 18 senadores.
Conservadores: 14 a 16 senadores.
Liberales: 14 a 16 senadores.
Opción Ciudadana: 3 a 4 senadores.

Y esa nueva fuerza ganadora, según sus dirigentes, les exigirá a los tres candidatos de centro (De la Calle, Fajardo y Vargas) que se pongan de acuerdo para llegar con uno solo a la primera vuelta. Hay una enorme duda sobre la posibilidad de esa unión, pero los candidatos tendrán que escoger entre la difícil unión o la segura derrota si siguen divididos.