El Gobierno, empresarios y trabajadores están desconcertados con las demoras de la Corte Constitucional para publicar sus fallos, especialmente los relacionados con la declaratoria de emergencia económica.

Vean: el 24 de julio, la Corte tumbó los subsidios para el servicio de acueducto de los estratos 1, 2 y 3, y hasta ahora no se conoce el fallo. Ese mismo día, la Corte tumbó la reducción temporal de los aportes a pensiones; tampoco se conoce el fallo. Y el 6 de agosto, se cayó el impuesto solidario que pagaron todos los servidores públicos y pensionados que devengan más de diez millones de pesos mensuales y el fallo tampoco se conoce.

¿Quién va a pagar la plata de los subsidios de acueducto que se otorgaron? ¿Quién pagará la reducción de los aportes a pensiones? El presidente de la Corte, Alberto Ríos, informó que con los $ 286.000 millones que se recaudaron con el impuesto solidario, los contribuyentes que los pagaron podrán abonar a sus impuestos de renta de este año, es decir, incluirlos en sus declaraciones del año entrante. ¿Y el fallo? ¡El Gobierno y los contribuyentes siguen en ascuas!