Mañana hay elecciones de todas las juntas directivas de las Cámaras de Comercio del país… Y todo el mundo está en campaña.

Pero, juiciosos y disciplinados, los más chiquitos del pelotón en Bogotá, Nicolás y Andrés Botero, el primero, con 38 años, y el segundo con 41, no solo rompen el promedio de edad de la junta, sino que significan, por ello, una importante renovación de la directiva central de la Cámara de Comercio de Bogotá. En la lista de los Botero, Nicolás será cabeza y Andrés, su suplente.

Se convierten en gallo tapa’o y podrían dar la gran sorpresa.