Un descubrimiento histórico se produjo en el centro de Bogotá.

Se trata de la aparición de una imagen en el Museo Casa de la Moneda del Banco de la República: un vitral de santa Ana y san Eloy, que permaneció oculto por años detrás de una de las paredes de yeso del segundo piso del museo.

El descubrimiento ocurrió accidentalmente, en medio del trabajo de la restauración de la Casa de la Moneda, que fue construida en 1621. Según los investigadores del Banco de la República, cuando los obreros avanzaban en su trabajo de limpieza de muros, apareció un vitral con la imagen de santa Ana y san Eloy. El vitral fue elaborado en 1940 por el artista alemán Walter Wolf Wasserhousen; se utilizó para el culto religioso durante una década a partir de 1950; en 1990, quedó oculto tras la construcción de una pared de yeso sobre el vitral.

Expertos consideran que es un milagro real el buen estado de conservación en el que se encuentra una obra de consistencia tan delicada.