El nuevo presidente de la Comisión de Acusación, Luis Emiro Tovar, y varios de sus miembros iniciaron una depuración de procesos para priorizar investigaciones contra los aforados. Se trata, por lo menos, de cuatrocientos procesos que siguen esperando estudio contra magistrados, fiscales y expresidentes.

La depuración se hará porque las investigaciones ya prescribieron. La Comisión busca así agilizar procesos como los del cartel de la toga, que será asumido en su nueva etapa por el representante Edward Rodríguez.

A ver si por fin la Comisión de Acusación de la honorable Cámara logra terminar con su imagen de absoluta inoperancia.