La Corte Constitucional acaba de ordenarle al Estado que preste servicios de salud a los niños extranjeros que permanecen en Colombia en situación irregular, en particular a los venezolanos.

Vía tutela, la Corte señaló que los menores no deben asumir las consecuencias de la falta de diligencia de los adultos cuando no legalizan su situación y como tal, les advirtió a las autoridades de salud que no pueden negarles el servicio a niñas o niños que no estén regularizados.

 

Vea también: Ocho militares venezolanos mueren en choques con grupos irregulares en frontera con Colombia

 

El fallo fue proferido a favor de una madre de familia cuyo hijo requiere que el Instituto de Salud de Norte de Santander le autorice un tratamiento cardiológico en la ciudad de Cúcuta. La Corte ordenó al instituto que antes de 48 horas autorice los tratamientos que se necesitan.