El Ministerio de Justicia y la Policía buscan fórmulas legales que permitan incautar la dosis mínima de drogas.

La autorización a ese porte personal de droga ha sido severamente criticada por el fiscal general, Néstor Humberto Martínez. El Ministerio de Justicia y la Policía comparten las observaciones que ha hecho el fiscal. Están estudiando, en consecuencia, una medida que respete la Constitución, pero que permita el decomiso de cualquier cantidad de droga. El portador no sería detenido, pero sí le sería decomisada la droga. El método que se estudia es el de pedirle al portador copia de la orden médica que la autorizó. El presidente Duque anunció que «reconociendo que los consumidores no son delincuentes, vamos a expedir un decreto para que la policía confisque cualquier dosis de droga».

Esta política será aplicada respetando la posición de la Corte Constitucional, en el sentido de que el porte mínimo de droga para atender la necesidad de consumo personal es una enfermedad, un problema de salud y no un delito.