Los delegados del ELN en la negociación con el Gobierno en Quito le enviaron una comunicación a la vicefiscal general, María PaulinaRiveros, indagando sobre los supuestos requerimientos en su contra por narcotráfico.

Pocas horas después de la captura del exguerrillero de las Farc Jesús Santrich, pedido en extradición por Estados Unidos, varios medios publicaron información según la cual dirigentes del ELN estarían vinculados a procesos similares. El retiro del Ecuador como garante y sede del proceso de paz incrementó los temores de los miembros de la delegación en Quito.

Publicidad

Según el ELN, en las últimas horas recibieron la siguiente respuesta de la vicefiscal: «Toda aquella información que no tenga como soporte las fuentes oficiales de la Fiscalía […] carece de sustento y respaldo institucional». «En ninguno de los comunicados oficiales de la Fiscalía General de la Nación sobre la actuación a la que usted alude [el caso Santrich] se ha hecho referencia a “una supuesta red de narcotráfico en la que estaría supuestamente implicado el ELN”».

Los delegados del ELN también le pidieron al Gobierno que la nueva sede de los diálogos sea un país que les brinde garantías ante un eventual pedido de extradición.