Parecen estar de moda las demandas contra el Estado y sobre todo contra las sanciones que impone la Procuraduría.

Anoche les conté que el exsenador Juan Carlos Martínez busca tumbar la sanción que lo inhabilitó por 20 años para el ejercicio de cargos públicos por auspiciar grupos armados ilegales; ahora es el exconcejal de Bogotá Orlando Parada, condenado a nueve años de prisión por tráfico de influencias y cohecho por el llamado cartel de la contratación en Bogotá.

Parada presentó una demanda ante el Consejo de Estado con la que pretende tumbar la sanción de 15 años de inhabilidad para el ejercicio de cargos públicos que le impuso la Procuraduría por los mismos hechos por los que fue condenado; el exconcejal argumenta que se le violó el debido proceso.

Para rematar, el exconcejal Parada pretende que se le indemnice por los daños que le ha causado la sanción impuesta por la Procuraduría. ¿Cómo les parece, ah?