Una demanda contra un ministro, fallada en favor de los campesinos.

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca le dio la razón al representante Ciro Fernández y obliga al Ministerio de Agricultura a que en los próximos diez días expida la reglamentación del Decreto 901 de 2017, que entrega subsidios a los campesinos de municipios afectados por el conflicto armado. El parlamentario Fernández había interpuesto una acción de cumplimiento, pues luego de tres años el Gobierno no había reglamentado esa norma, que forma parte del acuerdo de paz.

El subsidio será de $ 112 millones para los campesinos de las regiones afectadas por el conflicto y se invertirá en compra de tierras, titulación e inversión en proyectos productivos.