José Elías Melo, quien fuera presidente de Corficolombiana, implora para que le permitan pagar su condena desde la casa.

El ex alto funcionario, condenado a 11 años de prisión por el escándalo de Odebrecht, presentó una tutela para que le permitan purgar el resto de su condena desde la casa.

La Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá dispuso en octubre de 2020 que a Melo no se le puede conceder el beneficio de la prisión domiciliaria; el condenado acudió a la Corte Suprema de Justicia, pero la Sala Penal falló desfavorablemente su petición. Ahora, la Corte Constitucional tendrá la última palabra en su caso.

El exdirectivo de Corficolombiana también presentó un recurso de casación ante la Corte Suprema con el que espera que se caiga el fallo que lo condenó por haber, supuestamente, autorizado los sobornos de Odebrecht.