La Procuraduría citó al senador Armando Benedetti para que entregue su versión sobre los señalamientos en su contra por el escándalo de interceptaciones ilegales. La entidad le preguntará al parlamentario si existió un plan para chuzar al abogado Jaime Lombana y a su hijo menor de edad, como lo denunció la Fiscalía.

La declaración de Benedetti no fue la única prueba que ordenó realizar la Procuraduría. También se ampliará la declaración de tres de los principales testigos del proceso: uno, la hacker María Alicia Pinzón; dos, el ingeniero Juan Carlos Madero, y tres, el coronel retirado del Ejército Jorge Humberto Salinas.

Adicionalmente, el Ministerio Público citó a una declaración juramentada al abogado Diego Rayo, quien, según la investigación, sería el supuesto enlace entre la red de chuzadas y el senador Benedetti.