Habrá solución para más de tres mil menores de edad venezolanos que han sido abandonados en Colombia y que no han podido ser dados en adopción, precisamente por la imposibilidad de contactar a sus progenitores.

La Corte Constitucional prepara un fallo de tutela sobre el tema. El ponente es el magistrado Jorge Enrique Ibáñez. Debido a la ausencia de canales diplomáticos entre Venezuela y Colombia, los menores venezolanos que han quedado solos nuestro país están desprotegidos. El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar no los puede dar en adopción por la imposibilidad de contactar a sus familias en Venezuela.

Aunque la tutela aborda el caso particular de un menor de edad, la Corte contemplaba dar órdenes generales para proteger a los menores que hoy están en hogares del ICBF. Un proyecto de ley presentado por el Gobierno recientemente busca otorgar nacionalidad colombiana a los niños venezolanos que están bajo custodia del Bienestar Familiar.