Una medida que puede marcar el futuro de nuestra economía debe tomar el presidente Santos antes de terminar su mandato.

Se trata de la designación de un nuevo integrante de la junta directiva del Banco de la República. Se va el codirector Adolfo Meisel; deja su cargo el próximo 30 de junio para asumir la rectoría de la Universidad del Norte.

Hay varios nombres que toman fuerza: el primero es del actual ministro de Salud, Alejandro Gaviria, ingeniero de profesión con maestría en Economía. Su esposa, Carolina Soto, actual consejera presidencial para el sector privado y la competitividad, también está en el sonajero. La exviceministra de Hacienda Catalina Crane, quien estuvo al frente de todo el proceso de ingreso exitoso de Colombia a la OCDE, es otra de las candidatas. Y el exviceministro de Hacienda Andrés Escobar es el cuarto nombre en la baraja.

Lo grave es que para esta elección no hay segunda vuelta, el que fue, ¡fue! Y el elegido influirá en el futuro manejo de la economía.