Los magistrados del Consejo Nacional Electoral no podían despedirse de sus cargos sin crear una última controversia. Van camino de negarle la personería jurídica a Gustavo Petro; si prospera esa decisión, Petro no podrá ser reconocido como opositor al gobierno del presidente Duque y por lo tanto no tendría las garantías que establece el estatuto de oposición.

Una ponencia favorable al reconocimiento de Petro, preparada por el magistrado Armando Novoa, fue derrotada cinco a dos: se opusieron a la decisión los magistrados Yolima Carrillo, de Cambio Radical; Felipe García y Gloria Gómez, del Centro Democrático; Emiliano Rivera, del Partido Liberal, y Ángela Hernández, del Partido Conservador; votaron a favor de Petro Armando Novoa, de la coalición Polo-Alianza, y Alexánder Vega, de la U.

Como para tomar la decisión se necesitan seis votos, el magistrado Novoa pidió designar conjueces para que tomen la decisión antes de que concluya el periodo del actual consejo el próximo 30 de agosto. Le negaron la petición, con el argumento de que el lunes próximo llegará el magistrado Bernardo Franco y sumará el sexto voto. Si finalmente le niegan la personería, Petro quedaría sin reconocimiento como opositor, a pesar de que obtuvo ocho millones de votos; el asunto quedaría para apelación ante el nuevo Consejo Nacional Electoral, que elegirá el próximo miércoles el Congreso en pleno.

¿Quién entiende eso?