A raíz de la condena del exsenador Eduardo Pulgar, por haberle ofrecido un soborno millonario a un juez para que manipulara una decisión en el conocido caso de la Universidad Metropolitana de Barranquilla, se han reactivado otros procesos contra integrantes de la Rama Judicial.

El próximo 23 de marzo, serán acusados ante la Sala de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia los magistrados de la Sala Penal del Tribunal Superior de Barranquilla Demóstenes Camargo y Jorge Eliécer Mola Capera. Los dos magistrados serán acusados de prevaricato por acción, por haber fallado una tutela que favoreció irregularmente a uno de los bandos que se disputan el control de la Universidad Metropolitana: el conformado por el ex cónsul honorario de Polonia en Colombia, Luis Fernando Acosta Osío; por su hermano, Juan José Acosta, y su primo, Alberto Acosta.

Le puede interesar: Menor de 17 años era abusada por los amantes de su madre y quedó embarazada

Mola Capera enfrentará otro cargo por enriquecimiento ilícito, pues, según la Fiscalía, «se enriqueció injustificadamente en una suma de $ 1.350.386.908 entre diciembre de 2011 a octubre de 2019 […] utilizando a su núcleo familiar para sus fines criminales».

Los magistrados son investigados por el caso Unimetro, que enfrenta a dos facciones de una familia por el control de una universidad y una fundación, fundadas por el fallecido exsenador Gabriel Acosta Bendeck, que factura anualmente ochenta mil millones de pesos.