Si hay una norma de la emergencia económica que ha generado polémica es el decreto que permite el traslado de los fondos privados a Colpensiones de quienes aspiran a pensionarse bajo la modalidad de retiro programado, en el que la mesada no puede ser inferior al salario mínimo.
En un extenso concepto enviado a la Corte Constitucional, el procurador, Fernando Carrillo, pide que se declare inconstitucional la norma, con el argumento de que ese traslado de afiliados de un régimen a otro nada tiene que ver con el coronavirus y advierte que el decreto genera una carga económica adicional para Colpensiones. Pero además, el procurador manifiesta algunas dudas sobre otra parte del decreto que reduce temporalmente los aportes a pensiones; dice que afecta los derechos de los trabajadores reduciendo el ahorro pensional y el tiempo de cotización en ocho semanas.

Tambalea, tambalea ese decreto en la Corte. ¡Créanme, tambalea!