El liberalismo dijo hoy, en una declaración oficial, que el proyecto presentado por la ministra de Justicia, Gloría María Borrero, busca, injustificadamente, atacar los elementos que han hecho de la tutela un instrumento eficaz para la protección de los derechos fundamentales de las personas.

Esos elementos son su carácter expedito, su informalidad y la prevalencia del derecho sustancial sobre el procesal, según el Partido Liberal. Que la acción se pueda interponer por cualquier persona, ante cualquier juez y en cualquier tiempo es lo que ha facilitado que millones de ciudadanos hayan acudido ante los jueces para lograr la garantía del goce de sus derechos, dice el liberalismo.

Y todos los partidos piensan igual. Este noticiero lo anticipó: el Congreso no aprobará ninguna reforma a la tutela.