¿Recuerdan al exsenador Juan Carlos Martínez Sinisterra, condenado a siete años y cinco meses de prisión por recibir apoyo del bloque Calima de las autodefensas para llegar al Senado? Pues reapareció ¡y de qué manera!

Martínez acaba de presentar ante el Consejo de Estado una demanda de nulidad contra el fallo proferido en 2014 por la Procuraduría General de la Nación, que lo destituyó e inhabilitó por 20 años para ejercer cargos públicos por promocionar y auspiciar grupos armados ilegales.

En la demanda, el exsenador Martínez asegura que la Procuraduría le vulneró el debido proceso y que nunca le permitió defenderse de las acusaciones en su contra por la presunta consecución de apoyo electoral de los integrantes del bloque Calima de las autodefensas en la campaña política de 2002.

Martínez no solamente pretende tumbar la sanción de la Procuraduría, también busca que se indemnice económicamente por los salarios que dejó de percibir como congresista y por todos los perjuicios causados a raíz de esa destitución… Los pájaros tirándoles a las escopetas.