El nuevo fiscal general, Francisco Barbosa, asumiría su cargo la próxima semana, pero ya le fijan su primera tarea.

Los partidos de oposición, el Polo Democrático, Colombia Humana y la FARC le enviaron una carta al nuevo fiscal, Francisco Barbosa. En ella le solicitan que envíe una comisión de fiscales para que escuche en declaración a la excongresista Aída Merlano, recapturada en Venezuela. Dicen los firmantes que son muchos los detalles que ella conoce sobre la corrupción en materia de compra de votos en la costa atlántica. Al fin y al cabo, por participar en ese delito, la Corte Suprema la halló culpable y la condenó a 15 años de cárcel.

Parlamentarios como Iván Cepeda, Aída Avella, Carlos Antonio Lozada y Antonio Sanguino, entre otros, consideran que el testimonio de la exrepresentante y candidata inviable al Senado es vital y que mientras se surten los complicados mecanismos diplomáticos para su regreso a Colombia, el proceso por corrupción en las elecciones debe avanzar. Los congresistas le dicen al nuevo fiscal que ante sus anuncios sobre lucha contra la corrupción, sería conveniente que su primera tarea sea resolver el entramado de corrupción electoral en el país, que tiene tan emocionado al presidente Maduro.

Si el fiscal no para bolas, le tienen lista su primera citación.