En medio de la carrera mundial por la compra de vacunas contra el coronavirus, hoy se presentó un proyecto medio insólito.

El representante por el Centro Democrático Ricardo Ferro radicó un proyecto de ley que crea el mecanismo de vacunas por impuestos. El sector privado adquiriría vacunas y el costo de las mismas sería descontado en los impuestos que las compañías pagan al Gobierno. Se trata de un mecanismo similar al vigente que permite que los empresarios paguen hasta el 50 % del impuesto de renta por medio de la ejecución directa de proyectos de inversión.

Suena raro el proyecto. Eso de pagar para poderse vacunar contra la COVID-19 no parece tener presentación, respetado representante.